Los aminoácidos y su importancia para el sueño, el estado de ánimo y la vitalidad

Los aminoácidos y su importancia para el sueño, el estado de ánimo y la vitalidad

El sueño, el estado de ánimo y la capacidad de rendimiento están fuertemente ligados entre sí. Quien se levanta descansado, trabaja más concentrado y se encuentra más equilibrado. Por el contrario, quien lleve un cansancio constante, baja el rendimiento y esto a la larga crea insatisfacción. Posibles consecuencias: desconcentración e insomnio. Un círculo vicioso.

Para tener un cuerpo y una mente equilibrada es necesario tener a disposición de nuestro organismo una oferta equilibrada de nutrientes necesarios. Los nuevos estudios en el área de los suplementos nutricionales han dejado claro la enorme importancia que tienen los aminoácidos.

La glutamina tranquiliza y mejora los síntomas del estrés

El aminoácido glutamina forma parte de un gran número de procesos metabólicos, estabiliza nuestro sistema inmunológico, fortalece las células intestinales y ayuda en los casos de estrés, en el estado de ánimo y en la intranquilidad interior.1

La glutamina ayuda a eliminar el estrés

La glutamina es un importante proveedor de energía para el sistema inmunológico y las células del intestino. Si existe una carencia de este aminoácido, entonces empieza a flojear el motor de esta célula y deja de trabajar correctamente. Especialmente ante cargas físicas o psíquicas sufrimos una bajada de concentración de glutamina, como varios estudios nos indican.2,3 Al mismo tiempo, aumenta el número de radicales libres que dañan las células. Esto nos lleva a una reacción en cadena: con la disminución de la glutamina, las células carecen de los nutrientes necesarios, lo que conlleva que el sistema inmunológico se debilite. Entonces, la mucosa intestinal pierde gradualmente su efecto protector, lo que en casos extremos puede dar lugar al síndrome del intestino agujereado, síndrome por el que aumenta la permeabilidad de la pared intestinal, provocando así que moléculas tóxicas o antigénicas puedan causar patologías al no ser correctamente absorbidas.

Especialmente en momentos de estrés, tensión y exceso de trabajo puede ser útil un suministro exterior de glutamina. La glutamina actúa como un detonador para las células. Las células intestinales y el sistema inmunológico necesitan especialmente de este aminoácido, ya que se dividen o se renuevan muy rápidamente. Si hay suficiente glutamina a disposición, el sistema inmune y las células intestinales se estabilizan, la mucosa intestinal se fortalece, y se previene y contrarresta los síntomas del estrés.

La glutamina calma y fortalece la psique

Los pacientes con fatiga o problemas de rendimiento mental tienen a menudo un déficit de ácido glutámico. Nerviosismo, insomnio y falta de concentración están conectados entre sí.

Del ácido glutámico el cuerpo forma glutamina y viceversa. La glutamina aumenta la producción de GABA (ácido gamma-aminobutírico, en sus siglas en inglés), lo que a su vez produce glutamina. GABA es el neurotransmisor inhibitorio más importante del cerebro. Eso significa, que actúa como una guarda-esclusa que impide la transmisión de estímulos entre las neuronas. En otras palabras, actúa como tranquilizante para el cerebro. Cuando en nuestro organismo se da una cantidad suficiente de glutamina, aumenta la producción de GABA (ácido gamma-aminobutírico), lo que conlleva resultados positivos: actúa como tranquilizante, especialmente en momentos de estrés; favorece la concentración y el sueño4; y resulta eficaz incluso en el tratamiento contra la depresión.5

La glutamina mejora la actividad cerebral

La falta de memoria y de concentración aumenta notablemente con la ayuda del aminoácido glutamina en unión con la vitamina del grupo B, la niacina. Una parte de la glutamina que se encuentra en la sangre se convierte en ácido glutámico en el cerebro. Funciona en primer lugar como combustible y ayuda a eliminar el exceso de amoniaco para que se convierta en glutamina. Al eliminar la parte tóxica de la célula, que es un obstáculo para el buen funcionamiento del cerebro, mejora la concentración y la memoria a corto y largo plazo.6

Glutamina, ornitina y arginina desintoxican el organismo y favorecen el sueño.

El consumo de glutamina, ornitina y arginina permiten descansar toda la noche al ser un buen «limpiador» del amoniaco. Esta célula-tóxica forma parte de la construcción de las proteínas. Ayuda a la producción de energía en el organismo y a la respiración de las células. Si se encuentra demasiado amoniaco en el cuerpo – debido, en parte, al consumo excesivo de carne rica en proteínas o a un mal funcionamiento del hígado -, puede quedarse estancado en el cerebro y bloquear importantes procesos funcionales. Tener un nivel elevado de amoniaco produce, entre otras cosas, insomnio.

El consumo adicional de glutamina, ornitina y arginina ayudar a estimular la desintoxicación en el hígado. Estos aminoácidos son necesarios para la producción y transformación del amoniaco en urea. La arginina proviene de la ornitina, por lo que el fortalecimiento de ésta produce la aparición de la primera. Los efectos en el organismo son: mejora el descanso nocturno, protege al hígado en sus funciones, acelera la cicatrización de heridas y la desintoxicación del organismo.7

En un estudio realizado en el año 2000, se demostró el efecto positivo que producía la arginina en el tratamiento de los pacientes con demencia.8

La carnitina mejora el rendimiento intelectual y refuerza la memoria

La carnitina se hace cargo en el cuerpo de numerosas funciones. Este aminoácido mejora el estado de ánimo, interviene en muchas funciones del cerebro y proporciona una mayor resistencia al estrés.

La carnitina refuerza el estado de ánimoy favorece la resistencia

El agotamiento y la fatiga son producidos en la mayoría de casos por estrés, en los que no ha habido periodos de recuperación suficiente. Estudios científicos han demostrado que personas con síndrome de fatiga crónica o síndrome de burnout (o de desgaste profesional) tienen falta de carnitina.9

La carnitina contribuye significativamente a transportar la energía producida por los ácidos grasos a las mitocondrias -órganos celulares encargados de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular-, de esta manera la carnitina mejora el suministro de energía de las células cerebrales. Si tenemos grandes cargas físicas o mentales, una toma complementaria puede tener un efecto muy positivo en el organismo. Las personas que lo consumen se sienten mejor. Si el problema es de naturaleza psicológica o física, se sentirán más fuertes y mejorarán por más tiempo su resistencia al estrés.10

El ácido fólico, la vitamina B12 y la vitamina B6 en combinación con los aminoácidos favorecen el rendimiento intelectual

También las vitaminas junto a los aminoácidos refuerzan las deficiencias que podamos tener. Los científicos han encontrado indicios de que los ancianos con un elevado nivel de homocisteína presentan deficiencias cognitivas en comparación con aquellos que poseen un nivel más bajo de la misma. La homometionina forma parte de la formación de las proteínas y es tóxica. Normalmente, las enzimas descomponen la homometionina en compuestos más simples e inocuos. Sin embargo, si se considera que estas enzimas dependen de la vitamina B y del ácido fólico, obtenemos que un nivel elevado de homometionina es consecuencia de un suministro insuficiente de vitaminas y aminoácidos.11

Científicos de la Universidad de Boloña realizaron un estudio para evaluar la capacidad de percepción, pensamiento, reconocimiento y memoria en personas mayores de 65 años. Dicho estudio se realizó sobre la base de un test científicamente reconocido para la evaluación de las capacidades cognitivas. El test se llevó a cabo en 650 personas y, en el mismo, quedó de manifiesto la relación entre tener un elevado nivel de homometionina y la obtención de peores resultados en el test.12

Una fuente rica de vitamina B la constituyen los vegetales, sobre todo, los de hoja verde. Sin embargo, un suministro adecuado de esta vitamina únicamente a través de los alimentos resulta extremadamente difícil debido a su sensibilidad al calor y al oxígeno. Un mal almacenamiento, largos trayectos hasta su destino o una mala cocción producen una gran pérdida de vitaminas. En el caso del ácido fólico una preparación inadecuada puede reducirse hasta en un 90% en algunos alimentos. Los nutricionistas europeos especializados en terapias nutricionales recomiendan, no sólo a personas mayores, el suministro adicional de ácido fólico en combinación con las vitaminas B6 y B12 en forma de suplementos alimenticios. Estos preparados, en las dosis adecuadas, resultan muy beneficiosos para la salud y carecen de riesgo alguno.

 

Referencias

1Young, L.S., Bye, R., Scheltinga, M., Ziegler T.R., Jacobs, D.O. & Wilmore, D.W. (1993) Patients Receiving Glutamine-Supplemented Intravenous Feedings Report an Improvement in Mood, Journal of Parenteral and Enteral Nutrition, Volume 17, issue 5, (pp. 422-427)

2Hertz, L., Kvamme, E., McGeer, E.G. & Schousboe, A. (1983) Glutamine, Glutamate, and Gaba in the Central Nervous System, Alan R Liss Inc., New York

3Bowtell, J.L., Gelly, K., Jackman, M.L., Patel, A., Simeoni, M., Rennie, M.J. (1999) Effect of oral glutamine on whole body carbohydrate storage during recovery from exhaustive exercise, Journal Of Applied Physiology (pp. 1770-1777)

4Welbourne, T.C. (1995) Increased plasma bicarbonate and growth hormone after an oral glutamine load, The American Journal Of Clinical Nutrition, Volume 61, issue 5, (pp. 1058-1061)

5Hasler, G., Van der Veen, J.W., Tumonis, T., Meyers, N., Shen, J. & Drevets, W.C. (2007) Reduced Prefrontal Glutamate/Glutamine and -Aminobutyric Acid Levels in Major Depression Determined Using Proton Magnetic Resonance Spectroscopy, Archives of General Psychiatry, Volume 64, issue 2, (pp. 193-200)

6Arwert, L.I., Deijen, J.B. & Drent, M.L. (2003) Effects of an oral mixture containing glycine, glutamine and niacin on memory, GH and IGF-I secretion in middle-aged and elderly subjects, Nutritional Neuroscience, Volume 6, issue 5, (pp. 269-275)

7Lavie,L., Hafetz, A., Luboshitzky, R. & Lavie, P. (2003) Plasma levels of nitric oxide and L-arginine in sleep apnea patients, Journal of Molecular Neuroscience, Volume 21, issue 1, (pp. 57-63)

8Ohtsuka Y., Nakaya J. (2000) Effect of oral administration of L-arginine on senile dementia Am J Med, Vol. 108, (p. 439)

9Evangeliou, A. & Vlassopoulos, D. (2003) Carnitine Metabolism and Deficit – When Supplementation is Necessary? Current Pharmaceutical Biotechnology (pp. 211-219)

10Rudman, D., Feller, A.G., Nagraj, H.S., Gergans, G.A., Lalitha, P.Y., Goldberg, A.F., Schlenker, R.A., Cohn, L., Rudman, I.W. & Mattson, D.E. (1990) Effects of human growth hormone, The New England Journal Of Medicine, Volume 323, issue 1, (pp. 1-6)

11Hoffmann, A.M. (2008) Die Bedeutung von sportlicher Aktivität für den Gesundheits- und Fitnesszustand von Seniorinnen und Senioren unter besonderer Berücksichtigung des Aminosäure- und Homocysteinstoffwechsels, Universität Paderborn

12Giovanni, R., Forti, P., Maioli, F., Muscari, A., Sacchetti, L., Arnone, G., Nativio, V., Talerico, T. & Mariani, E. (2003) Homocysteine and cognitive function in healthy elderly community dwellers in Italy, American Journal of Clinical Nutrition, Volume 77, issue 3, (pp. 668-673)

 

Vía | Aminoacido.eu

Compartir esta publicacion